Maquíllate paso a paso ¡rápido y fácil!

Maquíllate paso a paso ¡rápido y fácil!

Correctores fluidos, primers, brochas naturales y sintéticas... Existe tanta variedad de productos y utensilios de maquillaje que cuesta saber para qué es cada cosa o si deben usarse todos los productos para conseguir un maquillaje perfecto.

Por eso, queremos contarte cómo maquillarse paso a paso para principiantes con artículos que puedes encontrar en  www.waldos.com. ¡Sigue leyendo y practica!

Paso 1: Hidrátate. Este paso es la clave para mantener la piel bien nutrida y fresca. Además, asegura que el corrector y el maquillaje se puedan aplicar uniforme y suavemente.

Paso 2: Aplica pre-corrector y corrector. Comienza con un pre-corrector para mejorar y neutralizar la coloración bajo los ojos. Aplica un corrector de base amarilla y un tono más claro que tu piel directamente sobre el pre-corrector.

Paso 3: La base correcta. Prueba algunos tonos de maquillaje de base amarilla sobre un lado de tu rostro: el tono que desaparezca sobre tu piel será el correcto. Verifica ese mismo tono sobre la frente, ya que ahí puede ser un poco más oscura tu piel. Aplica el maquillaje en las zonas donde el tono de la piel necesite unificarse –alrededor de la nariz y los labios, donde frecuentemente aparecen enrojecimientos- utilizando tus dedos o una make-up sponge. Para una cobertura más uniforme, utiliza una brocha adecuada, así la aplicación será más sencilla.

Paso 4: Polvo traslúcido. Para que tu maquillaje dure más tiempo y se vea como recién aplicado, utiliza un poco de polvo traslúcido sobre el corrector. Aplícalo sobre tu rostro usando brocha o esponja. Para añadir un toque cálido a la piel, aplica un polvo bronceador sobre tus mejillas, frente, nariz, mentón y cuello. En www.waldos.com encontrarás un set de esponjas ideales para esto. 

Paso 5: El rubor. Sonríe y aplica un tono neutro de rubor sobre la “manzanita” de tus mejillas usando una brocha para rubor. Difumínalo hacia arriba en dirección a la línea del cabello y después hacia abajo para suavizar el color. Aplica una capa de un blush más brillante (justo en la manzana de las mejillas) sobre el tono neutral para lograr un look más fresco.

Paso 6: Los labios. Usa el color natural de tus labios como guía para encontrar tu tono ideal: ese realmente realzará el de tus labios. Para conseguir un aspecto natural y una mayor definición, delinea tus labios después de aplicar el labial. 

Paso 7: Las cejas. Para lograr un look más natural, define tus cejas con una sombra del mismo tono de tu cabello: usa el pincel para cejas o el que sirve para delinear el párpado (si tienes cejas escasas) para aplicar la sombra. Comienza en la esquina interior de la ceja y sigue su forma natural dando pequeños toques. Si tienes cejas rebeldes, usa una fórmula con cepillo para definirlas y controlarlas.

Paso 8: La sombra de ojos. Aplica un color de sombra de ojos de un tono claro desde la línea de las pestañas hasta el hueso de la ceja. Elige una sombra de un tono medio y aplícala sobre el párpado móvil y hasta el pliegue. 

Paso 9: Delinea. Define la línea superior de tus pestañas con un tono de sombra oscuro. Si decides delinear tus ojos también en el párpado inferior, asegúrate de que ambas líneas se toquen en la esquina externa del ojo.

Paso 10: Máscara de pestañas. Si quieres rizar tus pestañas, asegúrate de hacerlo antes de aplicar la máscara de pestañas; si las rizas después de maquillarlas, corres el riesgo de romperlas. Aplica de 2 a 3 capas de máscara, cepillando desde la base hasta la punta. Gira el cepillo para separar las pestañas y evitar que se formen grumos.

Ahora sí, estás perfecta. Sólo queda un secreto para verte aún mejor: ¡Sonríe!

¿Qué deseas buscar?

Carrito de compra